[[en]]Conflicts of interest in the boardroom you’ve never thought about [[es]]Conflictos de interés inesperados en el gobierno corporativo

[[en]]Corporate governance [[es]]Gobierno corporativo

Conflicts of interest in the boardroom go beyond giving a job to a family member or hiring a company they own for a gig, and some of the most dangerous ones can actually be pretty deceiving.

Authority and credibility are two of the most important assets that governance bodies must have. And nothing can undermine those quite as easily as letting in (or keeping) members with conflicts of interest.

Here’s the thing: conflicts of interest are tricky because one or two types tend to come up and occupy all discussions. But there are numerous issues that can skew decision-making on a board and cause one or several members to vote with the wrong interests in mind.

Conflict 1: Other Boards As Competition For Focus

While it can be healthy to have board members that sit on boards for different, non-competing, companies, there’s a limit to how much they can read, learn and analyze in a certain amount of time.

If one of your members is not able to devote the necessary time to learn about your company’s issues because they’re trying to keep up with those of others, their decisions will not be as informed as they should.

Conflict 2: The Board As A Stakeholder

Board members like the prestige and financial benefits that come with being board members. But some things that may benefit the company –i.e. mergers, downsizing, or going private– might take that away from them.

This one is particularly difficult to handle because it will probably affect most board members at the same time, and it’s unlikely that they’ll keep each other in check.

Conflict 3: Personal Relationships Inside The Company

Because they’ve moved in similar circles, independent board members may have relationships with different people inside the company. This can mean being close amongst them, thankful to a CEO that later became Chair and whom they owe their job to, or care about people in senior company positions that have a stake in the choices the board makes.

Those relationships may affect decision-making on a very subtle level, and members themselves may not realize that’s why they’re voting the way they are.

All of these types of conflicts of interest can happen on different levels, and be anything from harmless to very serious.

Whatever the case, and whatever you may choose to do if you recognize one on your boards, just keep an eye out. Identifying them is the first step to correcting them.

Los conflictos de interés en las juntas, consejos o comités van más allá de ofrecer trabajo a un familiar o contratar a una compañía en la que tienes acciones para un proyecto, y algunos de los más peligrosos pueden pasar mucho tiempo desapercibidos.

La autoridad y la credibilidad son dos de los atributos más importantes de los órganos de gobierno corporativo, y pocas cosas pueden debilitarlas tanto como incorporar (o mantener) a miembros con un conflicto de interés.

El tema de los conflictos de interés es complicado porque se suele hablar solo de un par de tipos, aunque hay muchos temas que pueden influir en la toma de decisiones y provocar que uno o más miembros del consejo voten con los intereses incorrectos en la cabeza.  

Conflicto 1: Otros Órganos De Gobierno Compitiendo Por Su Atención

Aunque tener miembros que estén en las juntas, consejos o comités de varias compañías no competidoras puede ser positivo, hay un límite en lo que cada miembro ouede leer, aprender y analizar en una cantidad determinada de tiempo.

Si uno de tus miembros no puede dedicar el tiempo necesario a aprender lo que necesita de los asuntos de tu compañía porque están ocupados siguiendo los de las otras, sus decisiones no estarán tan informadas como deberían.

Conflicto 2: El Consejo Como Grupo De Interés

A los miembros de las juntas, consejos y comités les gustan el prestigio y los beneficios financieros que vienen con se parte de ellos. Pero hay cosas que benefician a la compañía –como fusiones, reducción de costes o dejar de cotizar en la Bolsa– que son una amenaza para lo que tanto disfrutan.

Este conflicto es particularmente difícil de manejar, porque puede afectar a todos los miembros a la vez, y es poco probable que se mantengan en línea entre ellos.

Conflicto 3: Relaciones Personales Dentro De La Compañía

Los miembros independientes de la compañía pueden ser amigos tras años de moverse en círculos cercanos, pueden estar agradecidos con un CEO que después se volvió presidente del Consejo, o llevar relaciones cercanas con personas en puestos senior de la compañía a quienes afectan las decisiones del órgano de gobierno.

Esas relaciones pueden tener un efecto muy sutil sobre la toma de decisiones, y los propios miembros pueden no darse cuenta de la razón por la que votan por lo que votan.

Estos tres tipos de conflicto de interés pueden ocurrir en diferentes niveles, y ser desde inofensivos hasta muy serios. Cualquiera que sea el caso, y sin importar lo que decidas hacer si reconoces alguno en tus órganos de gobierno, lo importante es que te mantengas en alerta. Identificarlos es el primer paso para corregirlos.

[[en]]FREE WHITEPAPER [[es]]GUÍA GRATUITA

Conflicts of interest in the boardroom go beyond giving a job to a family member or hiring a company they own for a gig, and some of the most dangerous ones can actually be pretty deceiving.

Authority and credibility are two of the most important assets that governance bodies must have. And nothing can undermine those quite as easily as letting in (or keeping) members with conflicts of interest.

Here’s the thing: conflicts of interest are tricky because one or two types tend to come up and occupy all discussions. But there are numerous issues that can skew decision-making on a board and cause one or several members to vote with the wrong interests in mind.

Conflict 1: Other Boards As Competition For Focus

While it can be healthy to have board members that sit on boards for different, non-competing, companies, there’s a limit to how much they can read, learn and analyze in a certain amount of time.

If one of your members is not able to devote the necessary time to learn about your company’s issues because they’re trying to keep up with those of others, their decisions will not be as informed as they should.

Conflict 2: The Board As A Stakeholder

Board members like the prestige and financial benefits that come with being board members. But some things that may benefit the company –i.e. mergers, downsizing, or going private– might take that away from them.

This one is particularly difficult to handle because it will probably affect most board members at the same time, and it’s unlikely that they’ll keep each other in check.

Conflict 3: Personal Relationships Inside The Company

Because they’ve moved in similar circles, independent board members may have relationships with different people inside the company. This can mean being close amongst them, thankful to a CEO that later became Chair and whom they owe their job to, or care about people in senior company positions that have a stake in the choices the board makes.

Those relationships may affect decision-making on a very subtle level, and members themselves may not realize that’s why they’re voting the way they are.

All of these types of conflicts of interest can happen on different levels, and be anything from harmless to very serious.

Whatever the case, and whatever you may choose to do if you recognize one on your boards, just keep an eye out. Identifying them is the first step to correcting them.

Los conflictos de interés en las juntas, consejos o comités van más allá de ofrecer trabajo a un familiar o contratar a una compañía en la que tienes acciones para un proyecto, y algunos de los más peligrosos pueden pasar mucho tiempo desapercibidos.

La autoridad y la credibilidad son dos de los atributos más importantes de los órganos de gobierno corporativo, y pocas cosas pueden debilitarlas tanto como incorporar (o mantener) a miembros con un conflicto de interés.

El tema de los conflictos de interés es complicado porque se suele hablar solo de un par de tipos, aunque hay muchos temas que pueden influir en la toma de decisiones y provocar que uno o más miembros del consejo voten con los intereses incorrectos en la cabeza.  

Conflicto 1: Otros Órganos De Gobierno Compitiendo Por Su Atención

Aunque tener miembros que estén en las juntas, consejos o comités de varias compañías no competidoras puede ser positivo, hay un límite en lo que cada miembro ouede leer, aprender y analizar en una cantidad determinada de tiempo.

Si uno de tus miembros no puede dedicar el tiempo necesario a aprender lo que necesita de los asuntos de tu compañía porque están ocupados siguiendo los de las otras, sus decisiones no estarán tan informadas como deberían.

Conflicto 2: El Consejo Como Grupo De Interés

A los miembros de las juntas, consejos y comités les gustan el prestigio y los beneficios financieros que vienen con se parte de ellos. Pero hay cosas que benefician a la compañía –como fusiones, reducción de costes o dejar de cotizar en la Bolsa– que son una amenaza para lo que tanto disfrutan.

Este conflicto es particularmente difícil de manejar, porque puede afectar a todos los miembros a la vez, y es poco probable que se mantengan en línea entre ellos.

Conflicto 3: Relaciones Personales Dentro De La Compañía

Los miembros independientes de la compañía pueden ser amigos tras años de moverse en círculos cercanos, pueden estar agradecidos con un CEO que después se volvió presidente del Consejo, o llevar relaciones cercanas con personas en puestos senior de la compañía a quienes afectan las decisiones del órgano de gobierno.

Esas relaciones pueden tener un efecto muy sutil sobre la toma de decisiones, y los propios miembros pueden no darse cuenta de la razón por la que votan por lo que votan.

Estos tres tipos de conflicto de interés pueden ocurrir en diferentes niveles, y ser desde inofensivos hasta muy serios. Cualquiera que sea el caso, y sin importar lo que decidas hacer si reconoces alguno en tus órganos de gobierno, lo importante es que te mantengas en alerta. Identificarlos es el primer paso para corregirlos.